Jueves, 09 Enero 2014 09:57
         
   
TRES TIPOS BÁSICOS DE CONTRATOS LABORALES:
 
De Término Indefinido: Sin plazo ni duración máxima.
 
De Término Fijo: Contratos laborales con duración determinada (no son contratos por servicio u obra!), su duración oscila entre semanas o meses, hasta los tres años. Para aquellos de duración inferior al año, se pueden prorrogar (hasta tres veces) por el mismo periodo inicialmente pactado. Los que tengan una duración entre 1 y 3 años, se pueden tantas veces como se desee, si bien no se convierten por ello en indefinidos.